“LOS GOYA, LA FIESTA DEL CINE; LA FIESTA DE TODOS”

El malogrado Juan Carlos Frugone, biógrafo de Mario Camus, amén de grandísimo crítico del diario Clarín, (Argentina) tituló su libro sobre el maestro cántabro, “Oficio de gente Humilde”. Siempre estaré en deuda con Mario. El se rie o frunce el ceño, cada vez que se lo recuerdo. Será por que a parte de la oportunidad de entrar en el mágico mundo del cine profesionalmente, me enseñó las claves del trabajo en lo fundamental, y lo secundario de los premios y las alfombras rojas. Será y es también por la admiración que siento hacia su persona, su cine y muchas otras cosas más.

Pocas veces un título acierta tan de pleno con una profesión, Oficio de gente humilde, significa poner al cineasta en la normalidad, y eso nos humaniza e iguala, pues aunque pudiera parecer lo contrario, y algunas actitudes así lo proyectan, no somos ni más guapos, ni mas listos, ni por supuesto, mas ricos. En una sociedad que ve el triunfo desde el premio y no desde el esfuerzo, es bueno recordar que nada sucede sin lucha, constancia y sacrificio. Y aviso para navegantes que quieran hacer del Cine y del Audiovisual su profesión: A veces, es duro y desalentador ser cineasta. Hay que estar preparado para convivir con el fracaso y lo más triste, hay que asumir que una parte de la sociedad a la que pertenecemos, no nos quiere. Y es esto último, lo que a nivel personal y profesional, peor llevo. Por que no se puede estigmatizar un colectivo en su totalidad, por las actitudes, desplantes y salidas de pata de banco, de algunos de sus miembros. El cine tiene un día de puesta de largo anual, un día para disfrutar y para transmitir a nuestra sociedad nuestro “charme”. Eso son los Premios Goya. Pero el cine tiene todos los demás días del año de trabajo ímprobo, de dificultades de acceso al crédito, de negativas de televisiones y distribuidoras, de choques de egos, de cierre de productoras independientes, de difamaciones por Tirios y por Troyanos… Y ese, infelizmente, es nuestro día a día.Con todo, doy gracias al cielo por estar en una profesión creativa, por conocer a gente con quien compartir experiencias, en definitiva por vivir en las calderas de la “fabrica de sueños” de nuestro cine Español.

Siendo, como soy, contrario al exceso de premios y focos, el caso es que en los varios años que llevo como académico, he defendido los Goyas como el escaparate del cine español, que como dije, me gustaría fuese de todos. Para eso tenemos que cambiar muchas cosas en la Academia y los académicos y también, en el subconsciente colectivo de nuestros conciudadanos.Me gustaría que se sintiera nuestro cine, como se siente nuestra selección Nacional de futbol. Más allá de los jugadores que la componen y de los equipos en los que juegan. Desde la humildad quiero tratar de que así sea en un futuro. Sé que somos muchos los académicos que pensamos de la misma manera, que creemos que la academia no se debió ser nunca un foro social de acoso y derribo. Ni es lugar adecuado para hacer carrera política.

Así aquellas lluvias traen estos lodos, y así pasará a la historia la ex ministra Sinde, que siendo de la profesión, ha hecho una nefasta gestión en nuestro sector; en mi humilde parecer, la peor ministra de Cultura de nuestra democracia.

Las películas que compiten este año son diversas y buenas, no debemos criticar las películas sin haberlas visto, y creo que sería equivocado no aceptar como buena una película, por que no te guste como piensa su director o directora. Para mi gusto la más interesante es “No habrá paz para los malvados”, con un director, Urbizu en estado de gracia, así como los actores encabezados por José Coronado y el compositor Mario de Benito con el que llevo trabajando más de quince años, los mismos que dura nuestra amistad.Entre los noveles me quedo con “Macktub”, una tragedia llena de alegría para un Paco Arango sobresaliente.Entre los documentales, el único que me ha gustado es “Morente”. El del juez estrella no pude con él. Y echo de menos, ahora con la que está cayendo alguno de corte rabiosamente social, pero somos así. Espero y deseo que gane el cine y no el partidismo.Y para finalizar, me invade la melancolía y la sinceridad… Después de doce años seguidos compitiendo, y ganando en un par de ocasiones, este año, los Montero no tenemos ni película, ni documental… como anda la cosa, nosotros que nos criamos rocosos como j. Frazzier en sus dorados combates defensivos… Pero seguimos ahí, nos estamos levantando y a buen seguro volveremos a competir, haciendo lo que sabemos hacer, películas. A los nominados, les deseo lo mejor y a los ciudadanos os pido que abráis vuestra mente y así os encontrareis con nuestro cine y con nuestras historias, de frente y abrazándolas! El cine es un espejo pintado de una sociedad que se mira.

Rodolfo Montero

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: